viernes, 28 de diciembre de 2012

Los Cretinos


LOS CRETINOS
Roald Dahl (1980)


ARGUMENTO

El señor y la señora Cretino son un matrimonio odioso. Ambos son sucios, feos y malvados y disfrutan haciéndose la vida imposible el uno al otro.
Viven en una horrible casa con una feo y descuidado jardín donde tienen una jaula en la que tienen encerrados a una familia de cuatro monos. Los pobres monos son maltratados a diario así que, en cuanto tienen ocasión, ponen en marcha un plan para vengarse de los señores Cretino.
La llegada de un peculiar pájaro africano les facilita el trabajo...


OPINIÓN PERSONAL

Roald Dahl trata una historia de buenos y manos, una vez más, en Los Cretinos.
Su descripción del mugriento señor Cretino y su barba es tan detallada y desagradable que, como dice Dahl, desde el momento en que la lees no puedes evitar mirar a los barbudos con otros ojos.
Nos presenta a la señora Cretino como una persona mezquina y amargada, como su marido.
Me resulta curioso cómo relaciona la fealdad de las personas con las malas ideas que estas puedan tener y como, por el contrario, esa fealdad puede convertirse en belleza cuando se tienen buenos pensamientos. Ambas caras nos las encontramos a diario en todos sitios.
Es una novela indicada para niños desde los diez años pero, por supuesto, apta para cualquiera que la quiera leer. Es más, yo creo que a nosotros lo adultos nos podría resultar más divertida que a los pequeños ya que seguramente reconoceremos a alguien en la figura del señor o de la señora Cretino, sobre todo tal y como nos los presenta en la primera mitad del libro.
No me parece de las mejores obras del autor pero atreveos, es entretenida y en un ratito la tenéis leída.


Reseña de MARTA


2 comentarios:

  1. Anónimo9.4.13

    La pareja se agrede entre ellos ,hay momentos de extrema crueldad con pajaros y la resolucion ,que no lo es,promueve la desaparicion de los protagonistas...que bonito para tus chicos .Mal.

    ResponderEliminar
  2. Desde que leí el comentario, hace tiempo, intento dar con un relato de la literatura infantil que no incluya la desigualdad, la violencia (en mayor o menor medida), la injusticia, el mal, la pena de los protagonistas...
    Cualquier cuento o libro infantil conlleva esa parte cruel que finalmente nos conduce, irremediablemente, a una resolución feliz e íntegra. Es lo que vulgarmente conocemos por "moraleja". Seguro que alguna vez has oído (si no escuchado) el término.
    Te reto a que me des el nombre de un libro, solo uno, que no cumpla esta directriz.
    Saludos.

    ResponderEliminar